A MI ABUELO CALAÑO

NO ERA TRABAJADOR

 

No era trabajador, por no labrar la tierra.

Cuando los pájaros aún dormían,

caminaba hacia la mina cada mañana.

Amigo fiel de la barrena, martilleaba sin descanso

para acortar la jornada,

de ocho a cinco horas, que no era nada.

Colocación meticulosa de explosivos,

el fulminante ya adherido,

gotas  de sudor quemaban su piel.

Tajo abierto en la Charco lino

van abriendo camino, los zafreros con las vagonetas.

No era trabajador, porque en el campo no derramaba su sudor.

Emprendía el camino en su bicicleta de barra,

buscando, bajo un sol trillador,

toda clase  de chatarra.

Hierros, aluminio, cables,

y sin que la paciencia le sobre

quemaba el plástico para limpiar el cobre.

De talante emprendedor y listo

dirigía se a la Plaza del Cristo,

con el carrito, que a los niños desvivía.

Pirulines, caramelos, algarrobas,

cambiaba herraduras y alpargatas viejas por platos,

los cuales vendía baratos,

no existía calle por la que no pasara.

No era trabajador, porque la tierra no lo llamaba para hacer la labor.

Aúnque no le dejaban de criticar,

nunca les falto, un mendrugo de pan.

Con cinco hijos que mantener,

repartía sin vacilar, a la gente que  pudiera necesitar más que él.

Lo seguían mirando con recelo

pero así, era mi abuelo.

Maldigo mil veces al hablador, que decía, que mi abuelo

No era trabajador.

 

Con todo mi cariño a mi abuelo Calaño.

                                Rafael Morillo Durán.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Elena Memba

En el final surgió el principio

Carlos Banks

Versolandia en las pupilas

SONRISA DE ÁNGEL

UNA HABITACIÓN ALEJADA DEL MUNDO DONDE LLEGAR AL FONDO DE TU SER.

El blog de Julio Alejandre

Blog de Julio Alejandre, autor de obras como Seis mil lunas o Reporte de una boda y un entierro.

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: