A MI ABUELO CALAÑO

NO ERA TRABAJADOR

 

No era trabajador, por no labrar la tierra.

Cuando los pájaros aún dormían,

caminaba hacia la mina cada mañana.

Amigo fiel de la barrena, martilleaba sin descanso

para acortar la jornada,

de ocho a cinco horas, que no era nada.

Colocación meticulosa de explosivos,

el fulminante ya adherido,

gotas  de sudor quemaban su piel.

Tajo abierto en la Charco lino

van abriendo camino, los zafreros con las vagonetas.

No era trabajador, porque en el campo no derramaba su sudor.

Emprendía el camino en su bicicleta de barra,

buscando, bajo un sol trillador,

toda clase  de chatarra.

Hierros, aluminio, cables,

y sin que la paciencia le sobre

quemaba el plástico para limpiar el cobre.

De talante emprendedor y listo

dirigía se a la Plaza del Cristo,

con el carrito, que a los niños desvivía.

Pirulines, caramelos, algarrobas,

cambiaba herraduras y alpargatas viejas por platos,

los cuales vendía baratos,

no existía calle por la que no pasara.

No era trabajador, porque la tierra no lo llamaba para hacer la labor.

Aúnque no le dejaban de criticar,

nunca les falto, un mendrugo de pan.

Con cinco hijos que mantener,

repartía sin vacilar, a la gente que  pudiera necesitar más que él.

Lo seguían mirando con recelo

pero así, era mi abuelo.

Maldigo mil veces al hablador, que decía, que mi abuelo

No era trabajador.

 

Con todo mi cariño a mi abuelo Calaño.

                                Rafael Morillo Durán.

Entrada destacada

BASTA YA, NUNCA MÁS

BASTA YA, NUNCA MÁS

Llega la hora de su regreso a casa,

zozobra el corazón

al recibir un beso vano de pasión.

Sus extremidades tiemblan, al sentir su presencia,

el señor feudal se sienta a comer,

la mesa, rápida ha de poner.

Blasfemando, susurra que ha tenido un mal día,

todo empieza, llamándola tía,

ella, oculta la respiración para no despertar al dragón,

guardando un silencio amedrentado.

El dragón,

Ruge, aúlla, ladra,

hasta que su puño, hace contacto en su cara encallada,

lluvia de lágrimas humedecen el suelo de la cocina.

Un eco, retumba en el mundo entero,

BASTA YA ¡!!

NO MÁS ¡!!

EL AMOR, YA ESCAPO!!!

A QUE ESPERAS TÚ???

Golpea tu corazón, y haz que haga reacción,

expande tu mente para hacerle frente,

destruye las cadenas que empequeñecen tu ser.

No importa el valor material,

SAL DE AHÍ, YA!!!.

¿Quién da la vida en este mundo?

LA MUJER!!

Evita que destruya la tuya, él.

Remonta el vuelo,

y tira al suelo, lo que causa tanto dolor.

Quema esas ataduras

que solo dan torturas,

SOLA, nunca estarás.

Abre el portal de tus ojos,

arranca la cerradura de tu corazón,

y mira a tu alrededor

Te estás perdiendo, una vida mejor,

VIVE POR TI Y PARA TI.

Esto es un llamamiento a la mujer maltratada,

La época de aguantar al dragón, ya esta pasada.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com